Juanma Rodríguez

TristezaHace unos días, leí una frase que decía: “somos infelices porque no somos conscientes” (pido disculpas por no citar el autor, no lo recuerdo).

Reconozco que el día a día, me lleva a meterme en la vorágine establecida, consiguiendo separarme de la más importante de las razones para sentirme feliz.

Simplezas materiales; goces estúpidos que se disipan antes de ser consumidos; preocupaciones, por términos lanzados al aire sin más razón que sembrar miedo y desesperanza; futuros que nunca llegan, construidos sobre la base frágil que otros me regalan; quejas nacidas desde la costumbre obligada para permanecer a un grupo que…; patrones registrados en la sangre que me llevan a separar, en lugar de unir.

Hoy, es difícil hablar de “felicidad”, cuando tanta tristeza llena el aire que respiramos.

Cuántas llamadas se habrán quedado por hacer.

Cuántos abrazos ya no serán dados.

Cuántos te quiero quedarán mudos en los labios humedecidos…

Ver la entrada original 214 palabras más

Anuncios